Portada  |  11 abril, 2016

Como Saber Que Huevos Vienen de Una Gallina Sana y Cual de Una Enferma

Los huevos son una gran fuente de proteínas, donde a muchos nos gusta consumirlo en el desayuno y en casi todas nuestras comidas. No importa si lo consumimos fritos, revueltos o hervidos, un huevo de calidad siempre nos aportara mejores nutrientes.

Pero en estos tiempos que corre los huevos ya no suelen venir de gallinas de campo, por lo cual debemos ser consciente que probablemente estemos consumiendo huevos que son pocos saludables. Pues como primera medida, un ovulo sano debe venir de un pollo totalmente sano, para que el huevo nos pueda transmitir todos sus nutrientes. Y para que eso ocurra, el pollo debe estar libremente y consumir su variedad de alimentos naturales como: insectos, roedores, semillas, etc.

Por lo cual, un pollo que es criado en un galpón cerrado no tendrá la misma calidad de huevo, pues una gallina campera tendrá mas nutrientes. Y peor aun, es que en los galpones el 70% de los pollos suelen tener alguna enfermedad, por lo cual los nutrientes suelen ser muchos menores.

Sin embargo, hoy en día siguen vendiendo esos huevos como si fueran de campo (aunque no lo sean), y pues muchas personas se fían y compran. En el articulo de hoy, veremos como saber si estamos consumiendo un huevo de calidad (de campo), de criadero (de una gallina enferma).

COLOR DE LA YEMA:

El color de la yema es el punto principal para darse cuenta si es realmente sano, pues su color debe ser color naranja intenso. Todos los huevos provenientes de gallinas de campo son de color naranja fuerte, debido a su alimento.

GROSOR Y LA DENSIDAD DEL CASCARÓN:

Así es los huevos que son mas duros son los mas sanos y pues seguramente provienen de gallinas de campo. Los huevos de gallinas que fueron criadas en criaderos suelen ser muy frágiles, debido a su grosor.

ESPESOR DE YEMA:

Las yemas suele ser mas gruesa y redonda, por lo cual brindan un mejor sabor y mas nutrientes. Al examinar el espesor, usted podra determinar la calidad del huevo.

Recuerden que cuando la yema de un huevo es muy amarilla, probablemente se trate de un huevo que proviene de una gallina enferma (apestada).

Compartir en Facebook