Portada  |  12 agosto, 2016

Despídete de la placa dental para siempre con este remedio.

Cuando se trata de tu salud bucal, no hay nada más perjudicial que la placa dental, que mancha tus dientes y hace que tengas mal aliento. Por suerte no hace falta que pidas cita con el dentista para que te aplique un tratamiento súper costoso, cuando tú mismo puedes tratar el problema en casa. Y con un remedio natural que además de ser fácil de preparar, también es de lo más efectivo.

Esta infusión de flores de tilo tiene propiedades antisépticas naturales que desinfectan la boca. Además de que no es perjudicial para el esmalte de los dientes, es capaz de ablandar la placa y el sarro, brindándote una sonrisa más limpia y fresca.

Solo necesitas los siguientes ingredientes para prepararlo:

  • – 4 cucharadas de flor de tilo fresca.
  • – 4 cucharadas de capítulos de girasol, sin las semillas.
  • – 1 litro de agua para hervir.

1. Pon a hervir el litro de agua y ve desmenuzando las flores de tilo y los capítulos de girasol. Cuando llegue a punto de ebullición, agrégalos y deja que se cuezan por algunos minutos.

2. Deja que la infusión se enfríe y cuélala. Almacénala en el refrigerador para poder usarla por las noches y por las mañanas.

La manera correcta de usar este té es la siguiente: Después de cepillar tus dientes con tu pasta habitual, tienes que enjuagarte la boca haciendo buches con la infusión, no importa si está fría o tibia. Las propiedades del tilo lograrán que poco a poco, la placa se desprenda de los dientes y los deje más blancos y limpios.

Si no encuentras capítulos de girasol puedes emplear también corteza de roble, que tiene el mismo efecto en la dentadura.

Compartir en Facebook