Portada  |  6 mayo, 2016

Mira de cerca tu segundo dedo del pie. Si es más largo que el dedo gordo, debes tener esto en cuenta

Es un rasgo que no suele notarse mucho, pero de vez en cuando llama la atención. Para algunos es un detalle estético que quisieran cambiar de su cuerpo. Les molesta que personas se fijen en ese dedo en la piscina o cuando están con sandalias. Esta particularidad lleva un nombre: si tienes un pie así, entonces tienes lo que se llama un “pie griego”. El pie griego generalmente es asociado con la fuerza, la inteligencia y el atractivo sexual. Y aunque esto sea bueno, también hay ciertas consideraciones que deberías tener en cuenta.

Para muchos es sólo una diferencia visual, sin embargo puede traer problemas a los pies y causar dolor si no se utiliza el calzado adecuado. Al caminar o correr, los pies soportan la mayoría del peso del cuerpo. Esto no es algo menor. Las personas con “pies griegos” pueden sufrir dolores en esa zona e inflamaciones a las que hay que prestarles atención.

8b69ab456282001d9fdcab0a61bf459c.600x

Lógicamente, los corredores tienen más riesgo que el resto de las personas.

Lo que se puede hacer para evitar esto es usar zapatos del porte adecuado. Los pies deben tener el espacio suficiente y los dedos no deben quedar recogidos. Nunca se debe utilizar un calzado que cause dolor.

Compartir en Facebook