Portada  |  18 octubre, 2016

Un Samsung Galaxy Note 7 explota en una tienda

El modelo se ha convertido en la pesadilla de la firma surcoreana.

A dos semanas del lanzamiento (el 19 de agosto) ya se habían documentado 35 de casos de baterías que explotaban. Hoy, hemos perdido la cuenta.
A medida que aparecen nuevos videos, fotos y testimonios, la situación empeora.

Algunos de los celulares “arden” nada más desconectarlos del cargador. Otros desprenden humo sin motivo aparente o explotan en la mano de los usuarios. E incluso dentro de un avión.

  • La explosión del teléfono de Samsung que obligó a desalojar un avión en Estados Unidos
  • Las aerolíneas que recomiendan no usar ni cargar el Samsung Galaxy Note 7 durante sus vuelos
  • La empresa optó primero por aconsejar a sus clientes no cargar del todo el celular, luego por llamar los aparatos a revisión y -cuando se vio que los teléfonos “arreglados” también estallan- por pedirles a sus usuarios que los apaguen, y anunciar el cese definitivo de fabricación.

Algunos teléfonos reemplazados también están explotando.

Samsung urge a los usuarios que apaguen sus Galaxy Note 7 por los problemas de la batería que explota. “Sentí esa extraña sensación de ardor en mi dedo pulgar, lo levanté, vi que salía humo, y lo tiré al suelo”, le explicó a la BBC Abby Zuis, una adolescente estadounidense de 13 años, propietaria de un Galaxy Note 7, supuestamente reemplazado, que acabó explotando.

Pero, ¿qué es lo que está ocurriendo?

Compartir en Facebook